. . . . . . .
.   . Fiesta Judia . Publicidades .
.
FiestaJudia.com Organizador de Eventos Judíos
Accesorios y Bijouterie
Alquiler de Autos
Ambientación
Barras y Bebidas
Belleza y Relax
Catering
Catering Kosher
Ceremonias y Servicios
Cotillón y Disfraces
Disc Jockeys y Sonido
Foto y Video
Ideas Originales
Indumentaria Juvenil
Invitaciones
Joyas y Alianzas
Judaica
Luna de Miel
Maquillaje
Mesas Dulces y Tortas
Mohel
Noche de Bodas
Organización de Eventos
Peinados
Quintas y Estancias
Ramos y Tocados
Regalos y Listas
Salones
Shows
Souvenirs
Trajes de Etiqueta
Vestidos de Fiesta
Vestidos de Novia
Zapatos
Destacado
Wedding Planner
Fechas para Casarse
Templos de Buenos Aires
FiestaJudia.com
FiestaJudia.com
Destacado
.

¿Por qué fuimos a Israel para el Bar Mitzvá de mi hijo en lugar de tener una gran fiesta?

Mi hijo mayor se convirtió en Bar Mitzvá en el mes de noviembre. Hicimos un Kidush en su honor en nuestra comunidad, y esa misma noche, una pequeña reunión para él y sus amigos. Sin embargo, en lugar de tener la super-fiesta que todo el mundo espera, optamos por ir a Israel. Y fue la mejor decisión que podría haber hecho, por estas razones (entre otras!):

1. Visitar Israel no es un viaje cualquiera. Claro, para el caso, podríamos haber ido a París, o a Punta Cana, o a ver pingüinos en la Antártida. Pero el viaje a Israel es diferente, y uno que quería resguardar como un viaje especial para honrar a mi hijo al convertirse en Bar Mitzvá. El mensaje implícito que quería enviar a mi hijo era el siguiente: "Ustedes se han comprometido como miembros de pleno derecho del pueblo de Israel. Vivimos en una época de la historia en la que los judíos no sólo viven, sino que también gobiernan, Israel. Vos, mi hijo, sos parte de esta historia. Las vidas de las personas que viven aquí están inexorablemente entrelazadas con la tuya; La historia que ocurrió aquí es tu historia. Vamos a ver tu mundo!"

2. Uno logra centrarse en la "Mitzvá", en lugar de en el "Bar". Cuando llevás a tu hijo a Israel, no tenés que hacer hincapié en el alcohol por cabeza de tu evento; en cambio, podés pensar en la buena acción que estás haciendo llevando a tu hijo a un lugar realmente importante y mostrando a tu hijo que el mundo es más grande que la pequeña burbuja de su club o colegio. Preocuparse por la fiesta de Bar Mitzvá requiere una cantidad excesiva de tiempo, esfuerzo y dinero. Personalmente, estaba muy agradecida de quitar esa preocupación de la ecuación.

3. La matemática funciona a tu favor. Por el costo de una fiesta de seis horas, para  150 personas, podés tener una semana de vacaciones en uno de los lugares más fascinantes del mundo. Las fotos que vas a sacar de tu familia frente al muro de los lamentos serán más apreciadas por vos que las fotos profesionales tomadas de los invitados a la fiesta con sus tragos en la mano. El fuerte sentido de orgullo y el sentirse parte de la historia que viene con este viaje es, por supuesto, invaluable.

Falafel4. Israel es delicioso. Cualquiera que sea el proveedor de catering que encuentres nunca podrá igualar el placer de la comida de Israel. Ya sea que elijas  probar comida callejera gourmet Kosher en Crave en Jerusalén, un helado increíble en Anita`s en Tel Aviv, o un sabroso falafel con hummus y tahini en cualquier lugar, te sentirás feliz y pleno.

5. Más tiempo = más recuerdos.
Si bien estoy segura de que tendríamos maravillosos recuerdos de mi hijo y de mi familia y amigos en una gran fiesta, les diré que estoy profundamente agradecida por haber tomado la decisión de ir a Israel. Mientras estuvimos en Israel, hicimos de todo, desde probar una sufganiya (una especie de factura) de Hannukkah por día (al menos!), hasta discutir sobre la definición de terrorismo. Aprendimos sobre los caballos salvajes en un makhtesh -Si querés saber que es un makhtesh tendrás que ir a Israel y averiguarlo! :) -, y sobre la declaración de independencia de Israel en la sala donde fue firmada. Los recuerdos que se forjan en Israel son profundos.

6. Israel es familia. Al ir a Israel con mis hijos, quería establecer que Israel es más que un telón de fondo para un viaje familiar único. Es un lugar donde espero que regresen, conmigo y otros familiares y amigos, a aprender, viajar y crecer. Les saque una foto frente al muro de los lamentos y les dije: "Cada vez que vengan aquí, se van a parar justo acá y se van a sacar una foto, para que vean como las piedras no cambian y cómo ustedes sí lo hacen. "Y cuando saquen esas fotos, podrán enmarcarlas y ponerlas junto a las fotos de su propia madre, en el mismo lugar en las que están las fotos de cuándo tenías 13 años, 16 años, etc.

Y por último, y ciertamente menos:

7. Nadie va a extrañar tu fiesta. Soy una gran defensora de celebrar Simjas. Pero nadie me dijo: "Sabés, me siento mal que hayas decidido ir a Israel en lugar de hacer una fiesta. Realmente me hubiera gustado verte con un vestido carísimo y gritarle a los demás para que me escuchen a pesar de la música del DJ, mientras comía elaborados canapés y bebía tragos de autor". Y yo tampoco lo lamento. Aunque me encanta celebrar con mis amigos en sus fiestas, debo confesar que me sentí aliviada de no haber tenido que pensar o preocuparme por la mía. Las semanas pasan y mi hijo sigue yendo a muchas fiestas como ésta. Cuando pase el tiempo, dudo mucho de que realmente sea capaz de distinguir una fiesta de otra. Al final de cuentas, no quiero impresionar a mis amigos y vecinos. Prefiero crear una impresión para siempre en mi hijo acerca de lo que significa ser parte del pueblo judío. Y con ese objetivo en mente, este viaje fue un éxito.

Jordana Horn

Fuente: http://www.kveller.com/why-we-went-to-israel-for-my-sons-bar-mitzvah-instead-of-having-a-big-party/

¿Querés recibir asesoramiento personalizado GRATIS para tu fiesta?
¡Hacé Click Aquí!


 

.
.
.
Quiero Planear Mi Boda
.
    . Fiesta Judia . Banners .

Copyright © 2005. Todos los derechos reservados - Desarrollado por DigiKol TM