. . . . . . .
.   . Fiesta Judia . Publicidades .
.
FiestaJudia.com Organizador de Eventos Judíos
Accesorios y Bijouterie
Alquiler de Autos
Ambientación
Barras y Bebidas
Belleza y Relax
Catering
Catering Kosher
Ceremonias y Servicios
Cotillón y Disfraces
Disc Jockeys y Sonido
Foto y Video
Ideas Originales
Indumentaria Juvenil
Invitaciones
Joyas y Alianzas
Judaica
Luna de Miel
Maquillaje
Mesas Dulces y Tortas
Mohel
Noche de Bodas
Organización de Eventos
Peinados
Quintas y Estancias
Ramos y Tocados
Regalos y Listas
Salones
Shows
Souvenirs
Trajes de Etiqueta
Vestidos de Fiesta
Vestidos de Novia
Zapatos
Destacado
Descuentos y Beneficios
Wedding Planner
Fechas para Casarse
Templos de Buenos Aires
FiestaJudia.com
FiestaJudia.com
Destacado
Quiero Planear Mi Boda
.

La Dama de Honor… ¿una tradición que podemos importar?

Hasta hace poco, las damas de honor eran algo que veíamos en las películas norteamericanas, pero, ahora, algunas novias están comenzando a importar la tradición a estas latitudes.
En FiestaJudía.com te contamos de qué se trata esta costumbre y cómo podés adoptarla, si te interesa, a una boda judía y latinoamericana, ¡para sorprender y tener una boda bien hollywoodense!

¿De dónde viene la tradición? ¿Por qué vestirse todas iguales?

La tradición en sí de elegir amigas íntimas, primas o hermanas para destacar no tiene un origen histórico ni se funda en una superstición. Se cree que el hecho de hacerlas vestir del mismo color se utilizaba para confundir a los “malos espíritus” que podrían arruinar la boda. 

Hoy, se utiliza este recurso como algo pintoresco, aunque no es obligatorio que todas usen el mismo vestido. Cada una tiene un cuerpo distinto y gustos diferentes, por lo cual, si vas a adoptar esta modalidad, procurá que todas se sientan cómodas.

Se puede elegir un color regente, una gama de colores o apenas un detalle, como una muñequera de flores, un ramo pequeño, algo que las destaque por sobre el resto de las mujeres.

¿Una o varias damas de honor?

Eso depende de cada tradición o de cada novia. Algunas eligen sólo a una chica o a dos. Otras, a todo un cortejo de mujeres, no más de 5 o 6, pero, entre ellas, debería haber una dama de honor destacada. Tradicionalmente, las damas de honor suelen ser solteras y de edades similares a la de la novia.

¿Cómo se inserta la “dama de honor” en la tradición judía?

En la ceremonia judía, no hay “dama de honor”, sino madrina, y se estila que la madrina de bodas sea tu mamá, si ella ya no está con vos, la prioridad es para una familiar de sangre: tu abuela (materna, idealmente), tu hermana o tu tía.

Durante la ceremonia, sólo los novios y padrinos están en la jupá. En otras religiones, las damas de honor permanecen paradas junto a los novios, en este caso, no será así.

Pero si querés adoptar esta tradición, que es de origen secular, podés hacerlo para la fiesta y para los preparativos, eligiendo una madrina para la ceremonia y una dama de honor para los festejos y para la previa.

Porque, como ahora vamos a ver, ser dama de honor es, valga la redundancia, un honor… ¡pero también una responsabilidad! Ellas suelen ayudar…

¿Qué funciones cumple una dama de honor?

La dama de honor tiene un lugar destacado en la boda, que se evidencia en su vestimenta y en el lugar que le vas a dar. Es una forma de demostrarle a ella y a todos lo importante que es para vos.

También se acostumbra a que sea la encargada de ayudarte con los preparativos cuando tu novio no pueda colaborar, o en aquellos detalles que son puramente femeninos, será tu cómplice en cada sorpresa, es quien va a vivir toda la previa del casamiento con vos…

Si hay dama de honor en una boda, ella suele ser quien tiene a cargo la organización del té de lluvias y de la despedida de solteras. Ser dama de honor es un trabajo hermoso pero arduo, elegí a alguien realmente cercano a vos y que tenga tiempo para ayudarte.

Durante la fiesta y la ceremonia, puede encargarse de sostenerte el ramo, ayudarte a acomodar tu velo y vestido, recibir a los invitados. Si estuvo presente en gran parte de los preparativos, sabrá ayudar a que todo salga como estuvo planeado.

Seguramente, si adoptás esta costumbre, harás una gran elección y tendrás en tu amiga o hermana una cómplice… ¡una verdadera dama de honor!


 

.
Madero Eventos - Madero Tango
.
.
    . Fiesta Judia . Banners .

Copyright © 2005. Todos los derechos reservados - Desarrollado por DigiKol TM