. . . . . . .
.   . Fiesta Judia . Publicidades .
.
FiestaJudia.com Organizador de Eventos Judíos
Accesorios y Bijouterie
Alquiler de Autos
Ambientación
Barras y Bebidas
Belleza y Relax
Catering
Catering Kosher
Ceremonias y Servicios
Cotillón y Disfraces
Disc Jockeys y Sonido
Foto y Video
Ideas Originales
Indumentaria Juvenil
Invitaciones
Joyas y Alianzas
Judaica
Luna de Miel
Maquillaje
Mesas Dulces y Tortas
Mohel
Noche de Bodas
Organización de Eventos
Peinados
Quintas y Estancias
Ramos y Tocados
Regalos y Listas
Salones
Shows
Souvenirs
Trajes de Etiqueta
Vestidos de Fiesta
Vestidos de Novia
Zapatos
Destacado
Descuentos y Beneficios
Wedding Planner
Fechas para Casarse
Templos de Buenos Aires
FiestaJudia.com
FiestaJudia.com
Destacado
Quiero Planear Mi Boda
.

Tips para Cuidarte en la Previa de tu Boda

A todas nos pasó que, al poner fecha de casamiento, empezamos a pensar en miles de cuidados estéticos, desde “tengo que bajar tres kilos”, hasta hacer malabares con tal de no rompernos ninguna uña (¡qué tragedia!).

Sin embargo, hay otros cuidados en los que no siempre pensamos, mucho más importantes. Hoy, quiero a repasar con vos algunos consejos que podrán parecerte de “idishe mame” (aunque todavía no lo soy), ya que vamos a hablar del cuidado de tu salud durante los preparativos de tu casamiento.

Te propongo que traigamos a la mente las frases típicas de nuestras “mameles”, esas que escuchaste durante toda la vida. Aunque te suenen pesadas, van ayudarte a tener toda la energía y la salud necesarias para disfrutar de tu gran día.

-“Relajate, nena”. La montaña rusa (¡rusa o turca!) que significa la preparación de la boda nos expone a situaciones de mucho stress. La presión por tener una boda per-fec-ta (y no menos que eso) es muy difícil de manejar, sumada a que estás por dar uno de los pasos más importantes de tu vida.

Este es el momento más feliz de la vida y, sin embargo, hay chicas que parece que no tienen tiempo, siquiera, para estar felices. ¡Cuidado amiga! el stress, antes de la boda, puede ser tu peor enemigo. Todo va a ser más fácil si lo tomás con calma, si te permitís el disfrute y el relax. Algunas nos confundimos de rol, me pasó, y nos obsesionamos tanto que parecemos más wedding planners que novias. Todo esto tiene que ser un placer, ¡no una carrera agotadora!.

Por eso, te aconsejo destinar algún momento, en los últimos meses de preparación, a mimarte un poco: compartí por ejemplo un día de spa con una amiga, hacete algún tratamiento de belleza…  ¡no sólo vas a ponerte más linda, sino que tu mente te va a agradecer que bajes las revoluciones!.

-“Llevate un saquito por si refresca” Una de las frases más escuchadas por un hijo (víctima) de una idishe mame. Sin embargo, es algo que no deberíamos desestimar ¿Pensaste cómo puede terminar una despedida de soltera, en pleno julio o agosto, después de que tus amigas te paseen por toda la ciudad vestida como conejita?. Si vas a permitirles eso, andá preguntándole a tu maquilladora si el make-up es a prueba de resfríos.

 Simplemente, llevá un abrigo sobre tu disfraz o sobre la ropa que tus amigas te hayan condenado a usar ese día (¡algunas amigas son tan malas!) y evitá enfrentarte a una gripe inoportuna. No te asustes, que no es tan grave como parece… ¡yo la pasé bárbaro en mi despedida!.

Si te casás en verano, el calor nos impone otras precauciones. Tené cuidado con el  sol. Cuidá también a tus invitados. Si te casás en una quinta, fijate que tenga suficientes espacios de sombra. Si la gran fiesta es en un lugar cerrado,  es recomendable que el salón esté debidamente refrigerado, para cuidarse ustedes y sus invitados de un golpe de calor.

-“¡Pero si no me comiste nada!”  Los días previos al casamiento, muchas novias tienen la peligrosa costumbre de comer muy poco o casi ayunar, así como de tomar diuréticos, para achatar la panza y lucir delgadísimas en el evento. ¡Una locura total! Aunque te sea pesadísimo volver a escuchar el “comé, nena” que tanto te atormenta, prestale un poco de atención. Alimentate bien el día de tu casamiento, comé sano, pero suficiente. Hidratate, que tu piel te lo va a agradecer. No hagas pavadas, si a comer poco le sumás los nervios, el mareo va a ser inevitable. Preferible tener un centímetro más de panza, que una baja de presión.

- “¡Cuidado, no te vayas a caer!”. Traten, vos y tu futuro marido, de no exponerse a riesgos en los meses previos a la boda, principalmente si practican alguna danza o deporte. No empieces, justo ahora, un deporte nuevo que exceda el nivel de exigencia al que estás acostumbrada. Evitá riesgos y caídas. Nadie quiere que la consuelen diciendo “bueno, al menos el yeso te combina con el vestido”.

“¿A dónde vas con esos tacos?”
Acá algunas mameles van a decirte esto, y otras te van a insistir con que es más elegante calzar tacos. Sé vos misma. Si jamás en tu vida usaste tacos de 15 centímetros, ¿por qué vas a comprarte semejantes artefactos para tu boda? Sentite cómoda y evitá accidentes. Nada más decepcionante que caminar esguinzada por las playas que elegiste para tu luna de miel… por más romántico que suene que él tenga que llevarte a upa.

Si querés lucirte en tu entrada triunfal en el templo, usá los tacos más elegantes y altos para la ceremonia, y cambiate por unos más cómodos que te permitan bailar toda la fiesta. Conseguí tus zapatos con tiempo, para que puedas ir ablandándolos y acostumbrándote a ellos.

Amiga, todo toda esta evocación a los consejos típicos de madre no es para ponerme pesada o para asustarte, es para ayudarte a cuidarte. Tampoco es mi idea que te obsesiones, que duermas adentro de una burbuja de cristal… sólo es cuestión de ir prestando atención, en el debido momento, a aquello que puede ser riesgoso ¡Así vas a poder llegar hecha una diosa, descansada, fresca y con todas las pilas para ser la novia más feliz del mundo!
¡Espero que te sirvan estos consejitos!

Hasta la próxima,

Judith


 

.
Madero Eventos - Madero Tango
Espacio Inside
.
.
    . Fiesta Judia . Banners .

Copyright © 2005. Todos los derechos reservados - Desarrollado por DigiKol TM